Una buena forma de complementar tu servicio de limpieza profesional es aplicar los consejos que te vamos a contar a continuación, que nos pueden hacer el día a día más fácil, y los podemos poner en práctica para conservar ambientes y accesorios libres de manchas y suciedad.

Existen ciertas partes del hogar que requieren una atención y cuidado constante. Aquí te traemos algunas pautas para mantenerlas libres de suciedad:

 

  • Refrigeradora: Para eliminar los malos olores de la refrigeradora, el bicarbonato también es útil. Deja abierta una caja de este producto dentro de ella todo el tiempo. Si deseas limpiarla, disuelve media taza de bicarbonato con agua caliente y utiliza y limpia con un paño.

 

  • El colchón: Aunque no solemos darle un mantenimiento constante, el colchón es un elemento que requiere atención para evitar la presencia de ácaros. Utiliza una aspiradora convencional para eliminar el polvo una vez al mes. Deja respirar el colchón y no le coloques ropa de cama. Otra opción es ponerle bicarbonato de sodio y dejarlo reposar por treinta minutos.

 

  • Microondas: El bicarbonato también se puede utilizar para limpiar el microondas. Calienta un bowl con agua y dos cucharaditas de dicho producto para que luego puedas pasar un trapo y eliminar la grasa de las paredes.

 

  • Muebles manchados: En una sala es muy normal que los tapices de los muebles se ensucien. Debes aplicar sobre la mancha un poco de agua con gas u oxigenada. No la frotes, y luego de unos minutos, usa un trapo seco para extraer la humedad.

 

  • Si cae un poco de vino tinto en un mantel, echa un puñado de sal sobre la mancha y después lava con agua y con jabón.

 

  • Coloca sobre una olla quemada un poco de kétchup y deja reposar durante toda la noche. El ácido del tomate despegará la quemadura.