Limpieza guarderias infatiles. Máxima calidad en Higiene

 

La limpieza de Guarderías y Escuelas Infantiles, como establecimientos educativos para niños de 0 a 3 años, es de vital importancia. Por ello son lugares que requieren de unas condiciones adecuadas de higiene, aseo y salubridad adecuados para el desarrollo de sus actividades.

las guarderías suelen ser el primer punto de encuentro o de socialización de los pequeños de la familia. Las condiciones que deben tener estos centros infantiles en materia de limpieza deben estar muy controladas.

Hay una gran dificultad para mantener la higiene a estas edades. Los más pequeños comparten secreciones respiratorias, besos, juguetes que se han metido en la boca, etc. O sea, esto constituye un foco de transmisiones de enfermedades como catarros, gripe, gastroenteritis, conjuntivitis que son muy frecuentes entre los niños. Estas instalaciones deben de tener un ambiente libre de microorganismos y alérgenos.

 

Desde limpiezas Granada Elvira, vamos a dar una serie de pautas para la correcta limpieza de estos centros:

-Almacenar correctamente los productos de limpieza. Alejados del alcance de los niños. Cualquier descuido que permita al niño manipularlo, resultaría fatal.

-Una correcta ventilación de las guarderías es imprescindible al comenzar las tareas de limpieza. La salubridad del aire depende de la buena ventilación, en las guarderías es muy común la concentración de microorganismos en el ambiente.

-Realizar la limpieza diaria al final del día, ya que las instalaciones están vacías. Pasará también bastante tiempo entre la aplicación de los productos de limpieza y la llegada de los niños.

-Para la limpieza de suelos, es conveniente usar limpiadores bactericidas. Ya que son muy eficaces contra los gérmenes, y aseguran una perfecta desinfección.

-Para limpiar los baños. Debe usarse productos clorados higuienizantes. Limpian, blanquean,  desodorizan, aportando olor a limpio.

-Abrillantado o encerado de suelos. Hay que evitar caídas con las carreras de los pequeños.

-Es conveniente limpiar los cristales interiores y espejos a diario. Las ventanas que den al exterior se deben limpiar en la medida en que haga falta. Cuando la suciedad empieza a acumularse.

-Aspiración de colchones o colchonetas del centro, y lo mejor es un aspirado a fondo con una máquina profesional. Evitaremos que los niños estén en contacto con ácaros. Lo ideal una vez a la semana.

-Limpieza a fondo de la cocina. Es el lugar donde se manipulan los alimentos y evitar el paso de los microorganismos a los mismos.

-Limpieza de mobiliario, pomos y manchas. Con un trapo húmedo que capte todo el polvo y suciedad posible de un modo eficaz. Los pomos habrá que desinfectarlo porque los niños los usan mucho.

-Desinfección de los juguetes. Lo ideal es higienizar los juguetes lavándolos con agua ozonizada diariamente. En el caso de juguetes textiles, se recomienda un lavado a máquina una vez a la semana.

-La limpieza en profundidad debe hacerse en periodos vacacionales, dándole un repaso completo, incluyendo paredes o techos.