El verano ya asoma, y las temperaturas van aumentando, y resulta imposible no pensar en cómo conseguir que la casa sea más fresca en verano. Si eres de los que ha optado por poner aire acondicionado, descubre como mantener limpio este aparato para que funcione de forma óptima. Recuerda que un aparato de aire acondicionado sucio obliga a consumir más energía para refrigerar la casa

 

Paso 1: Apaga el aparato y desconéctalo de la corriente, ya sea un aire acondicionado de Split o de ventana.

 

Paso 2: Limpia los equipos de aire tanto en el interior como en el exterior.

  • Si en tu casa tienes un aparato de Split, son los más comunes, levanta la tapa y quita el filtro con cuidado. Sacude el polvo y lávalo con un poco de agua y jabón. Cuando esté bien seco, vuelve a colocarlo como estaba. Limpia la rejilla del comprensor que está en la parte externa con un cepillo.
  • Si cuenta con un aparato de aire acondicionado de ventana, retira la tapa para limpiar el filtro. Después saca con cuidado el armazón del motor del aire y quita el polvo con un cepillo. Este puede ser un buen momento para limpiar la ventana donde está colocado el aparato de aire acondicionado. Si lo haces, espera a que la ventana esté seca para volver a colocarlo en su sitio.

 

Paso 3: Quita los filtros y límpialos bajo el grifo o pásales la aspiradora. Una vez limpios, déjalos secar y colócalos de nuevo en el aparato. Es importante que los limpies al menos una o dos veces al mes. Los filtros son los encargados de atrapar las partículas del aire por lo que si están sucios, su capacidad de depuración del aire se verá reducida y el aire que respiramos estará contaminado. Además, unos filtros sucios suelen provocar malos olores.

 

Paso 4: Pulveriza agua con un desengrasante específico para equipos de aire acondicionado sobre la batería de los tubos de cobre que hay detrás de los filtros. Deja un rato abierto la tapa para que se seque y cierra el equipo. Si la batería está en la parte trasera del equipo, sírvete de un cepillo suave para desempolvarla.

 

Haz una limpieza a fondo del aire acondicionado al menos una vez al año y lava los filtros una o dos veces al mes. Mediante estos sencillos pasos no solo conseguirás prolongar la vida de tu aparato, sino que además ahorraras dinero gracias a un consumo más eficiente. Y si no puedes dedicar el tiempo suficiente a la limpieza de estos aparatos no dudes en ponerte en contacto con Limpiezas Elvira, estaremos encantados de poder ayudar.