En el caso del sector de la hostelería y la restauración, el aumento de controles implica una mayor higiene que garantice el mejor de los servicios.

Los restaurantes y otros locales dedicados a proporcionar comidas al público, incluidas las empresas de catering, tienen que tomarse el tema de la limpieza de sus negocios como esencial. Además, cada vez son más el número de controles de limpieza por los que tiene que atravesar una empresa dedicada a proporcionar comida al público, por lo que se debe de garantizar el mejor de los servicios higiénicamente hablando.

 

Una higiene que debe realizarse de forma profesional y diseñada atendiendo a las peculiaridades de las distintas actividades que implican.

 

Para empezar, hay que cuidar el tema de los proveedores de las materias primas con las que se va a trabajar. Debemos exigir que todos lleguen manufacturados en óptimas condiciones de salubridad. Se debe exigir el sellado y etiquetado correspondiente a cada tipo de producto.

 

Por nuestra parte, debemos limpiar y desinfectar los espacios de almacenaje, incluyendo servicios de control de posibles plagas de insectos u otros animales.

 

El personal que manipula estos productos debe vestir adecuadamente. Lo más recomendable es usar ropa blanca y calzado de suela de caucho plana.

 

En la cocina propiamente dicha es imprescindibles que se mantenga el orden y la limpieza máxima en todo momento. Con especial atención a los recipientes de la basura y los desechos. Todo el equipamiento de la cocina debe ser desmontable para facilitar su limpieza. Mejor elegir materiales no porosos para las superficies.

 

Desde Limpiezas Elvira, aconsejamos y animamos a todos aquellos hosteleros a realizar un buen trabajo, para ello, es de vital importancia mantener el lugar de trabajo limpio y ordenado.