En este divertido post os facilitamos desde Limpiezas Elvira, 5 sencillos trucos de limpieza del hogar. No todo lo relacionado con la limpieza se reduce al uso del limpiacristales y productos tensoactivos, sino que a veces podemos encontrar “trucos de la abuela”, es decir, la posibilidad de reutilizar algo que nunca imaginaste que serviría para otra cosa.

  1. Limpiar y desinfectar el filtro del fregadero.

El filtro protege nuestras cañerías de los restos de comida, pues bien, para desincrustar la suciedad, nada como introducirlo en Coca-cola y dejarlo actuar. También podemos aplicar un poco de aceite de forma periódica para evitar que se adhieran residuos.

  1. Desincrustar la grasa del tupper.

Las fiambreras de plástico o tuppers son un auténtico problema a la hora de eliminar la grasa que hay en su interior, pero el uso del lavavajillas líquido puede ayudarnos, para ello debemos aplicarlo en seco sobre la suciedad, dejarlo actuar y retirar posteriormente con agua. Verás la diferencia.

  1. Dejar como nueva la bandeja del horno.

¿Cuántas veces no se ha llevado la bandeja del horno la peor parte de tus recetas? Para eliminar los restos quemados y adheridos, aplica aceite, sal y frota con un estropajo.

  1. Dejar perfectos espejos y cristales.

Con la ayuda de una media fina podemos eliminar todas esas marcas antiestéticas del baño, para ello, debemos colocar la media en nuestra mano y pasarla varias veces en el mismo sentido por toda la superficie del cristal de la puerta, ventana o cuadro. Al ser una tela tan fina, no deja huellas y se desliza perfectamente.

  1. Limpiar tu mando a distancia.

Los mandos a distancia son un autentico imán de suciedad. Para conseguir un mando impoluto, como recién salido de fábrica, debemos de utilizar alcohol o agua oxigenada y bastoncillos de algodón, que pasarás por todas sus teclas y rincones.

Desde Limpiezas Elvira esperamos que estos 5 sencillos trucos de la abuela os sirvan de ayuda, a veces tenemos a nuestro alcance productos tan simples y baratos como la coca-cola, el aceite, el alcohol o la sal, y no somos realmente conscientes de la utilidad que tienen a la hora de mantener nuestro hogar limpio.